Gral. Palleja 2623. Montevideo, Uruguay
(+598) 092 100 445
La raza Dálmata
Home / La raza Dálmata

La raza Dálmata

El Dálmata saltó a la fama mundialmente gracias a la película de Disney 101 Dálmatas...

El Dálmata saltó a la fama mundialmente gracias a la película de Disney 101 Dálmatas (1961). Para llevar a cabo tan estupenda película, se dice que Walt Disney y sus colaboradores observaron y filmaron Dálmatas de un criadero parisino para luego poder representarlos en pantalla con la mayor precisión posible.

CARACTERÍSTICAS DE LA RAZA:

El Dálmata saltó a la fama mundialmente gracias a la película de Disney 101 Dálmatas (1961). Para llevar a cabo tan estupenda película, se dice que Walt Disney y sus colaboradores observaron y filmaron Dálmatas de un criadero parisino para luego poder representarlos en pantalla con la mayor precisión posible. Origen Los orígenes del Dálmata generan bastante controversia pero lo que se puede asegurar es que, durante siglos, han ido apareciendo varias representaciones pictóricas de unos perros de capa blanca moteada que podrían ser esos ancestros tan buscados. 

A finales del siglo XVII se dio a conocer la raza en Inglaterra y rápidamente, los cocheros, comenzaron a utilizar estos perros como vigilantes en sus viajes. A mitad de camino, mientras los viajeros pasaban la noche en la posada, los Dálmata, instalados en el interior del carruaje, vigilaban el equipaje. A partir del siglo XIX, la raza dejó de ser utilizada para la guarda y se convirtió en una de las razas de compañía más preciadas por la nobleza. El Dálmata es testarudo, independiente, amistoso y payaso. A pesar de la fama de rebelde, este es un perro con una gran capacidad de adaptación y aprendizaje. De pequeño se le ha de educar con firmeza ya que es fácil que coja malos hábitos y que luego cueste corregirlos. Le gusta correr, saltar, jugar y sentir la presencia y el afecto de los dueños. Con los niños es muy dulce y se adapta perfectamente a sus juegos. La principal característica del Dálmata es su capa blanca moteada de manchas negras o bien marrón-hígado. Es un perro bien proporcionado, musculoso y fuerte. Sus orejas son de implantación alta, bastante anchas en la base y se van adelgazando. 

Su cola llega hasta el corvejón, es fuerte en la base y va disminuyendo gradualmente hasta la extremidad. El pelo es corto, duro, denso, de aspecto liso y brillante. El mantenimiento del Dálmata no es complicado, basta con cepillarlo con regularidad y sacarlo a pasear cada día para que pueda quemar toda su energía casi inagotable. Se adapta bien a la vida hogareña y se aconseja que no duerma en el exterior, ya que su pelo es muy corto y no lo protege del frío.

Documental sobre el perro Dálmata